FELPUDOS: ALGO MÁS QUE UNA BARRERA ANTISUCIEDAD

El felpudo es la primera tarjeta de presentación de nuestra vivienda, oficina, establecimiento, comunidad, etc. Un felpudo en mal estado, gastado o deteriorado, da la sensación de dejadez y creará una primera mala impresión. Por lo contrario, un felpudo en buen estado y bien elegido, aparte de cumplir con la función principal a la que está destinado, que es la de evitar el paso de suciedad al interior, nos ofrecerá una primera impresión positiva del lugar al que vamos a acceder. Hoy en día, además podemos encontrar acabados decorativos y personalizados que se adapten mucho más a nuestro espacio y nuestra personalidad.