Obras de pintura sobre yesos y derivados

 In Pintura

Obras de pintura sobre yesos y derivados

Material incombustible, poroso, permeable al vapor de agua (esto limita su uso al interior)

Material hidráulico: fragua por la incorporación de agua y necesita gran cantidad para su amasado (debiendo evaporarse antes del pintado)

  • debe aplicarse sobre superficie con adherencia
  • no sobre superficies sometidas a abrasión o impacto

Inconvenientes

  • Yeso muerto: alteración en la estructura molecular durante el proceso de fraguado. En ocasiones se soluciona con la utilización de productos especiales o pinturas.
  • las sales que contienen pueden aflorar en forma de cristales. Se elimina por cepillado o aplicación de productos químicos comercializados (cloruro de vinilo, goma laca…)
  • el agua debe evaporarse antes del pintado, si no puede desprenderse la pintura, por presencia de hongos (se eliminan con lejía más o menos diluida en agua)
  • todos los defectos superficiales deben eliminarse por el pintor, aplicando tendidos, enlucidos, replastecidos…

Obras de pintura sobre cemento

  • Obras de pintura sobre hormigón: mezcla de cemento, árido y agua. Fuerte alcalinidad que condiciona el tipo de pintura. El agua de amasado debe eliminarse antes del pintado.

    Inconvenientes:

    • Cuando se evapora arrastra sales a la superficie en forma de manchas blancas –> se neutralizan con una solución acuosa de sulfato de zinc.
    • La superficie producida por los encofrados es lisa y dificulta la adherencia de la pintura. Debe estar limpia, seca y sin impurezas. Si está manchada con aceites deberá limpiarse con desengrasantes.
    • Morteros: hormigón fino (mismos componentes). La preparación es más fácil y la adherencia de la pintura mayor que el anterior.
    • Bloques aligerados: fácil montaje y buenas propiedades térmicas y acústicas. Gran porosidad que permite el paso del agua fácilmente. Se deben sellar superficialmente (mayor permeabilidad) utilizando productos espesos de gran permeabilidad y luego pintando.
    • Fibrocemento: tuberías (placas y tubos). Mezcla de fibras de amianto y cemento. Alcalinidad muy elevada y porosidad muy fina. Previamente eliminar el polvo y utilizar pinturas acrílicas y clorocaucho.

Obras de pintura sobre ladrillos

Arcillas naturales moldeadas. Preparación similar a la empleada para los derivados del cemento (debe estar seco)

  • Para conservar su color: eliminar el polvo y las eflorescencias y dar una mano de sellado para disminuir su permeabilidad

Obras de pintura sobre madera

Inconvenientes:

  • Material blando: los barnices y pinturas aumentan su dureza, protegiendo de rozaduras, desgaste de uso y paso de humedad.
  • Hidroscopio: no debe pintarse en condiciones extremas de sequedad o humedad, pudiendo producirse tensiones que originen fisuras. Los recubrimientos de exterior deben ser más elásticos.
  • Poroso: para porosidad elegir una correcta imprimación, favorecida por un buen lijado y cepillado
  • La resina de los nudos o de la madera provoca un efecto plastificante sobre la pintura (acompañado de cambio de color)

Ventajas:

  • es ligero, fácil de trabajar, buenas propiedades térmicas y acústicas, de belleza natural.

Obras de pintura sobre Aceros

Debe ser protegido para evitar la oxidación (acción conjunta del agua y el oxígeno del aire). Otros elementos corrosivos: humo, gases, salinidad…
El recubrimiento empleado varía en función del tipo de corrosión.

Obras de pintura sobre otros materiales

  • Aluminio: no necesita ser protegido en condiciones atmosféricas normales. Se debe proteger en:
    • zonas marinas: se destruye la capa de óxido de aluminio
    • contactos con materiales alcalinos
    • Previamente habrá que dar una mano de “wash primer” para protegerlo de la corrosión.
  • Zinc: muy poco resistente a ácidos y a álcalis. Previamente se prepara la superficie con una mano de “wash primer”. No necesita ser protegido.

Obras de pintura sobre plásticos:

No necesitan ser recubiertos salvo en condiciones ambientales que lo requieran o por razones estéticas. Mala adherencia de pintura, siendo necesario un ligero lijado. Las pinturas viejas son difíciles de quitar, sucumbiendo a ciertos decapantes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies