Recomendaciones, instalación y mantenimiento de las tarimas flotantes

Información

  • La madera es un material “vivo” por ello durante el primer año, tras su instalación, necesitará los cuidados correspondientes a un pavimento que se comporta como madera que es.
  • Dilataciones y contracciones son lógicos en este tipo de pavimento.
  • la temperatura deberá estar siempre entre 18º-24º C y la humedad entre 45%-60%.
  • Utilizar un humidificador si la humedad desciende, el resultado, será un suelo más estable en
    reacción a la humedad y temperatura.

El suelo radiante y la tarima flotante

  • La tarima flotante es perfectamente compatible con los sistemas más comunes de calefacción.
  • Para que el sistema de calefacción trabaje a pleno rendimiento, es necesario que la tarima este en contacto con la solera calefactada.
  • La temperatura de la solera no debe superar los 25º o 26º, lo que supone una temperatura en la superficie de las tablas de 24º C.
  • Antes de la instalación se deberán hacer las pruebas de calefacción a 2/3 de la potencia ,para ayudar al fraguado de la solera.
  • Atención a los racores de distribución de los tubos que puedan producir concentraciones de calor
    perjudiciales para la tarima.

Las tarimas flotantes y las viviendas deshabitadas

  • Evitar cambios de temperatura y humedad bruscos, procurar mantenerlas con las persianas bajadas, dejando una leve entrada de aire.
  • De Mayo a Octubre se deben colocar recipientes con agua y distribuirlos por la sala.
  • De Noviembre a Abril es necesario que las viviendas estén calefactadas , dejando los recipientes de agua y la pequeña entrada de aire.

Las tarimas flotantes y las viviendas habitadas

  • La madera adquiere humedades de las mismas personas que allí viven, es decir, del baño, cocina y sobre todo del exterior.
  • Se deben evitar grandes condensaciones en invierno y ausencia de humedad en verano, especialmente en zonas del Mediterráneo. Evitar que los rayos solares
    incidan directamente sobre el pavimento.
  • En vacaciones seguir las instrucciones señaladas para viviendas deshabitadas.

Leer más

Barnices y aceites. Los aceites para exterior (expansión). Tipos de acabados

En la actualidad el mercado de barnices y aceites está experimentando una importante transformación, debido a las nuevas normativas europeas que regulan la cantidad de emisiones de compuestos orgánicos volátiles a la atmosfera (VOCs).

Por otro lado, la mayor concienciación por parte del consumidor de respeto al medio ambiente, con una especial preocupación por los productos contaminantes, ha impulsado el hecho de que fabricantes inviertan en el desarrollo de nuevas formulaciones de barnices, aceites y lasures.

El actual estancamiento en el sector inmobiliario, ha motivado una cierta ralentización en el mercado de barnices y aceites en general, aunque los productos tintados acabados al aceite están en alza.

Se ha experimentado un incremento importante en la fabricación de maderas pre-acabadas con tratamiento de barniz específico, con una buena preparación y resistencia de la superficie. Por otro lado la aplicación de acabados en obra ha sufrido un importante retroceso

Los aceites para exterior (expansión)

Hoy en día, los aceites para exterior experimentan una creciente demanda, por la tendencia a los acabados naturales por parte del consumidor.

Se utilizan en la mayoría de los casos barnices y aceites al agua a base de formulaciones desarrolladas con los últimos tratamientos técnicos.

Se estima que la demanda de barnices y aceites para exteriores seguirá creciendo en los próximos años, pues confiere un acabado decorativo y protector muy interesante a la madera.

A este respecto, los acabados de aceites al agua se emplean mayoritariamente para pavimentos de suelo (madera Ipe, Ipoko, etc…) y el barniz para el resto de paramentos de exterior (pérgolas, casetas de madera, etc.…)

También está creciente la “cultura de la madera” que está beneficiando paulatinamente a los productos de mantenimiento.

Tipos de acabados

En tarimas multicapa y parquets de madera hay que diferencia 2 acabados:

  • Acabado Industrial: El barniz se aplica en fase final del proceso de fabricación, empleando un complejo sistema de barnizado en línea, utilizando tecnología UV.
  • Acabado profesional: La aplicación de barniz se efectúa una vez realizada la instalación, del parquet, al rematar la obra. Esta aplicación está en declive, con una tendencia al alza a aplicar los acabados en fábrica.

Leer más

Barnices al agua

Desde hace tiempo los fabricantes apuestan por barnices formulados con base acuosa. La actual normativa europea obliga a la reducción de fórmulas con determinados porcentajes de disolventes o poliuretanos, dañinos para la salud de los instaladores y el medio ambiente.

Aunque la normativa vigente, no prohíbe los productos al disolvente, si pone límites al tipo de aplicación, solo en lugares con ventilación. Como en la práctica, para conseguir un acabado correcto, no puede haber corrientes de aire, se sospecha que el objetivo final es la eliminación de los disolventes.

Además de las ventajas de mayor respeto al medio ambiente y mejora de la salud de los instaladores, se suman la reducción de olores molestos en el momento de la aplicación, reducción del coste de transporte y la disminución de residuos peligrosos en envases.

Para los acabados profesionales, el mercado se dirige a productos altamente tecnológicos, de alta calidad, con elevada resistencia a la abrasión, rayado, agentes químicos, etc.

En ampliación profesional se exige la utilización de barnices al agua, aplicados correctamente, garantizando un correcto acabado y unas determinadas propiedades de resistencia, adherencia, etc.

Para cualquier caso, los productos deben estar sujetos a las normativas establecidas y contar con certificados. Se consigue además, reducir trastornos a clientes e instaladores, al conseguir una disminución en los tiempos de aplicación y un ahorro en desplazamientos.

Leer más

Principales innovaciones en las tarimas flotantes

La innovación se dirige a potenciar los tratamientos de superficie, y especialmente, en el modo de aplicación el material, con el fin de conseguir procesos más rápidos y sencillos.

Entre las principales innovaciones en las tarimas flotantes, podemos destacar el empleo de barnices poliuretanitos y aceites naturales, que dotan a la madera sin necesidad de ligarla.

Destacamos también en relación a las tarimas flotantes de madera, los barnices de última generación para parquets, denominados nanotecnológicos, de alta resistencia al desgaste, rayado y su extremada dureza.

En referencia a las maderas para exterior, el mercado de barnices y aceites, se orienta a productos que destaquen el aspecto natural de la madera, con garantía de resistencia y durabilidad.

La tendencia se dirige hacia productos que destaquen texturas y vetas naturales de la madera, cobrando especial importancia los aceites, ceras y lasures.
En los barnices priman los acabados ultramates, mates y satinados, que destaquen la belleza natural de la madera.

Los aceites buscan sobre todo una composición química natural (con base de enhebro, linaza…) que confieran a la superficie una estética importante.
Se considera que debido a la amplia opción en acabados para la madera, cada vez se asienta más en el mercado la idea de poder fabricar una tarima con el efecto, formato y color deseado. Podemos optar por estéticas con acabados naturales, o bien, de diseño, dotando a la madera con tintes de colores, siendo este protagonista por encima de la textura.

Situación actual en España:

Aunque cada vez está más extendido los barnices y aceites con base acuosa, habiéndose potenciado sus resultados en los últimos años en España, todavía se trabaja en gran medida con acabados al disolvente.

Este hecho es debido a varias causas, entre ellas, la falta de concienciación del cuidado de la salud y del respeto por el medio por el medio ambiente. El hecho de que hay fabricantes que ofrecen productos de menor precio, aunque de peor calidad, sin considerar que la a la larga, “lo barato sale caro” y con la comercialización de productos de escasa garantía hacen un flaco favor al desarrollo del mercado.

En el caso de las maderas para exterior, la reticencia por parte de instaladores de utilizar barnices al agua está causada por la falta de conocimiento del producto y sus prestaciones.

Ésta serie de hechos nos obliga a hacer una profunda reflexión, y apostar por la profesionalización e información a empresas instaladoras, conociéndolas de las múltiples ventajas de los acabados al agua.

Leer más

Elección de una moqueta o alfombra

La magia de las alfombras funciona en todos los sentidos, las habitaciones se vuelven silenciosas y cálidas y entrando en armonía de colores con las paredes, la decoración y las alfombras crearán un entorno integrado y satisfactorio.
La moqueta ofrece muchas ventajas además de una excelente relación calidad-precio, tiene un tacto blando y una sensación de lujo al tiempo que aíslan de los ruidos. Además reducen el consumo de calefacción entre un 8,5% y un 12,5%.
Las moquetas lisas proporcionan un fondo único y hacen que un espacio pequeño parezca más grande, si atraviesa una puerta unirá el espacio con la habitación contigua, y si se trata de una alfombra con tonalidades vivas aportará claridad a rincones oscuros.

Historia:
Las alfombras se han utilizado desde tiempos inmemoriales. Ya en grabados asirios del siglo VIII a.C aparecen alfombras representadas. De hecho la alfombra más antigua que ha perdurado hasta nuestros días es un cuadrado de lana con cabezas de felinos bordadas hallado en el sur de Rusia y que data del año 2.500 a.C aproximadamente. La producción de alfombras con motivos bordados estaba muy extendida en muchas zonas de Asia, pero no fue hasta la Edad Media cuando esas alfombras empezaron a llegar a Europa en mayores cantidades, y ya en el siglo XV las llamadas “alfombras turcas” adornaban muchos interiores.
En los siguientes 200 o 300 años la producción se desarrolló sobre todo en Bélgica, Francia y Polonia, mientras que la industria inglesa arranca durante el siglo XVIII. En 1841 se desarrollan en Boston los telares mecánicos, que imitaban los diseños que se tejían manualmente pero eran más baratas y asequibles.
Durante el siglo XIX las alfombras de Oriente resurgieron debido al creciente interés de los occidentales por las artes orientales.
A partir de 1950 el descubrimiento de fibras sintéticas y de nuevas técnicas de fabricación consiguió abaratar la producción industrial de alfombras.

Elección de una moqueta o alfombra
Los fabricantes suelen establecer una escala de ocho puntos y cuatro categorías en la intensidad de uso de moquetas domésticas y otras cuatro en las de uso público: leve, medio, intenso y muy intenso, para cada uso.
Se realizan varias pruebas para determinar la categoría de una alfombra o moqueta. Éstas incluyen el mantenimiento de su aspecto, que se puntúa del 1 al 5, peso del pelo y estabilidad del color. Normalmente, aquellas moquetas con dibujos de colores oscuros y calificados como de uso intenso mantendrán un buen aspecto durante más tiempo que aquellas lisas y de colores claros de uso leve.
Las moquetas industriales se puntúan según la estabilidad del color. Se utiliza una escala que va del 1 al 8. En colores oscuros, un 5 indica que es de buena calidad y para tonos pastel un 4 es aceptable.

El grado en que una moqueta se decolorará depende de su exposición a la luz y al sol y tiende a ser más pronunciado en los tonos pastel.

  • Dormitorio:
    Pueden enmoquetarse con piezas domésticas de uso leve.
  • Baños:
    Evite aquellas que puedan verse afectadas por la humedad. El grado medio de uso doméstico sería apropiado, no es necesario que sean de fibras sintéticas, la lana tejida es perfectamente práctica y los dhurries de algodón resultan excelentes.
  • Cocinas y zonas de cervicio:
    Se recomiendan moquetas sin tejer con contenido de fibras sintéticas, no obstante esto las hace algo ásperas.
  • Comedores:
    Precisan moquetas de uso medio o intenso. Si desea colocar una alfombra bajo la mesa, forre la base de las patas y varíe la posición de la alfombra periódicamente para que el desgaste sea uniforme.
  • Salas de estar:
    Elija alfombras de uso medio o intenso para uso doméstico.
  • Recibidores:
    Están mas expuestos al uso y a la suciedad que otras zonas de la casa, por ellos lo mas adecuado son alfombras de uso intenso o muy intenso. Tenga en cuenta que una vez entre en casa, la mayor parte de la suciedad de los zapatos se desprende durante los primeros 8 pasos.
  • Escaleras:
    Imponen la prueba más estricta de flexibilidad para cualquier revestimiento, por lo que es preferible utilizar una alfombra de grado muy intenso para uso doméstico o de grado medio para uso público

Leer más

Tipos de alfombras y moquetas

Alfombras de tejido plano:

TAPIZ Ó KILIM: Se utilizan 2 hilos básicos: La trama y la urdimbre. La trama crea la superficie del tejido y el diseño. El tejido plano se presta más a ser mecanizado que el de nudo. Los kilims se realizan con tintes naturales y lanas y suelen ser alfombras robustas.

DHURRIES: Son alfombras de tejido plano de algodón originarias de la India. Son más delgados y suntuosos que los kilims y son más fáciles de lavar.

Alfombras y moquetas anudadas:

En este tipo de alfombras intervienen 3 tipos de hilo: la urdimbre, la trama y el nudo. Primero se atan los hilos los hilos de la urdimbre a lo largo de telar. Posteriormente, se anudan alrededor de la urdimbre y, en filas, unos trozos cortos de hilo son los que forman el pelo y quedan sujetos por los hilos de la trama. La calidad de la alfombra dependerá de la densidad del pelo y se expresa en nudos por centímetro cuadrado. En las alfombras industriales la calidad también se expresa en términos de peso del pelo.

En cuanto a diseños, originariamente se presentaban dibujos tradicionales que eran memorizados, por lo que las alfombras aportaban una atractiva irregularidad. Con el desarrollo de los talleres los diseños empezaron a grabarse en papeles cuadriculados y se ponían frente al tejedor.

El tamaño de las alfombras hechas a mano viene determinado por el tamaño del telar.

Otro tipo de alfombras anudadas se fabrican añadiendo el pelo a una base pretegida, ya sea enganchando lazos de lana o insertando mechones de hilo con una aguja.

Alfombras hechas a máquina:

Los tres tipos más extendidos de alfombras hecha a máquina son: tejida, con mechas y sin tejer.

  • Tejida:
    Se dividen en dos tipos: Axminster y Wilton, ambas extraordinariamente duraderas. Las de Axminster se elaboran de la misma manera que las alfombras de nudos, con trozos cortos de hilo tejidos a la trama y la urdimbre. Pueden usar un número infinito de colores para cada trozo de hilo, pero en la práctica se utilizan entre 8 y 12 colores. Normalmente el pedido mínimo es de 80m2. Si lo que distingue a las Axminster es la versatilidad de diseños, lo caracteriza a las Wilton es su grosor. Se elaboran tejiendo los trozos de hilo en el envés para después tirar de ellos dejando unos rizos que pueden cortarse para crear un efecto aterciopelado. La combinación de colores se limatan al uso de ocho hilos diferentes.
  • Con mechas:
    Son una opción más económica y se fabrican insertando el pelo con agujas sobre una base pretejida. Generalmente la base está hecha de yute recubierto por una capa de látex para fijar el pelo, y finalmente se añade una segunda base de arpillera. Este tipo de alfombras ofrece una amplia gama de colores y suelen contener un alto porcentaje de fibras sintéticas, siendo las compuestas por un 80% de lana y un 20% de nailon las que ofrecen un equilibrio óptimo entre comodidad, resistencia del color y durabilidad, aunque en lugares donde estén sometidas a un uso intenso o donde puedan salpicarse de agua, las alfombras hechas con fibras sintéticas son la mejor elección.
  • Sin tejer:
    Consisten en una tela semejante al fieltro pegada por uno de los lados a una base previamente tejida con hilos de fibra artificial. Suelen ser lisas aunque menos suaves al tacto que las de los nudos. Son alfombras resistentes al uso y al líquido, por lo que son generalmente utilizadas en zonas de servicio.

Nota:

La moqueta bereber no es, como suele pensarse, un método de confección, sino que se refiere en general a la apariencia moteada creada por la mezcla de lanas teñidas y sin teñir, normalmente en beige o color avena. Este tipo de moqueta pueden ser tejidas o anudadas.

Hilos y fibras

Al principio, todas las alfombras se tejían con fibras naturales, como el algodón y el lino, de origen vegetal, y otras provenían de pelo de animales como cabras, ovejas, alpacas, etc.

Lana:

La lana ha sido la base en la confección de la mayoría de alfombras durante muchos siglos. Su principal ventaja radica en su combinación de fuerza, elasticidad, calidez y poca absorción. Además repele el agua y las manchas, es un buen aislante y acepta bien los tintes.

La lana no es combustible, mientras que las fibras sintéticas sí lo son y algunas desprenden humos tóxicos al arder.

En la actualidad, los enveses de las alfombras de lana suelen estar hechos de yute o polipropileno.

Algodón:

Aunque tiende a encogerse cuando se moja, combina ligereza y flexibilidad con una fuerza considerable para su grosor.

Seda:

Comparte propiedades tanto de las fibras vegetales como de las animales. Es bastante más absorbente que otras fibras naturales y acepta bien los tintes.

Nailon:

El nailon es muy duro, resistente a la abrasión y no absorbe la humedad. Se utiliza en alfombras pensadas para lugares húmedos. Aunque es propenso a ensuciarse puede tratarse para que repela las manchas.

Poliéster:

Es una fibra fuerte, resistente al uso y se suele mezclar con lana para incrementar su fuerza.

Polipropileno:

Es duradero y fácil de limpiar. Las alfombras hechas con este material parecen toscas y de aspecto brillante.

Leer más

Alfombras de pared y alfombras individuales

¿Alfombras de pared o alfombras individuales?

Las alfombras colocadas de pared a pared hacen que un ambiente parezca más amplio, las alfombras individuales son un buen elemento de decoración y pueden utilizarse directamente sobre un piso duro o colocarse sobre un piso alfombrado.

¿Cómo elegir una buena Alfombra?

Habitualmente las cosas que nos rodean nos impactan a través de la visión, los colores son parte de la belleza de una alfombra y contribuyen a generar un ambiente armónico y esta armonía puede generar en las personas diferentes estados de ánimo. De ahí la importancia en la elección del color correcto. Es conveniente que el tono elegido combine con otros elementos del ambiente que se va a alfombrar, por ejemplo: tapizados, cortinas o muebles.

Como regla general podríamos clasificar a los colores de la siguiente forma:

  • Colores Cálidos:
    Son los amarillos, anaranjados y rojos, éstos dan sensación de tibieza y hacen que los objetos que están en un ambiente parezcan más grandes de lo que son.
  • Colores Fríos:
    Son los verdes, azules y violetas, éstos alejan y achican los objetos, dan sensación de frescura.

Si utiliza más de un color, no olvide que el piso siempre ocupa un gran espacio, por lo tanto el color que elija va a sobresalir ante los demás colores del ambiente. El natural, el beige y el gris (considerados Colores Neutros) provocan una buena combinación con los matices intensos. Meller posee más de 350 colores en sus líneas de alfombras, dentro de los cuales, seguramente encontrará el deseado.

Nuestros procesos de fabricación de alfombras, incluyen en algunas líneas el uso de productos como Baygard y Bloquer que facilitan la limpieza, no obstante colores medios u oscuros son recomendables en las áreas más transitadas.

Leer más

Conservación y limpieza de alfombras y moquetas

Es normal que una alfombra suelte pelusa a los primeros días de uso. Elimínese a diario durante 15 – 20 días, barriendo con escoba suave y en dirección al sentido del pelo.

Manchas normales generales:

  • Evitar que se seque la mancha. Si es sólido o está seca, raspar y cepillar.
  • Probar colorido en una esquina con producto de limpieza. Si el mismo es sólido, aplicar producto presionando con tela absorbente sin frotar.
  • Aplicar después agua tibia con esponja, presionando sin frotar.
  • Importante: secar a fondo.
  • Cepillar suavemente la zona que estuvo manchada.

Las alfombras con dorso de látex o lámina de goma, no tratar con disolventes, excepto manchas pequeñas o superficiales.

Limpieza para alfombras de lana

  • Aceite, grasa, mantequilla, cera, crema, cosmética, betún, alquitrán, tinta de bolígrafo en una alfombra de lana.
    • Disolvente para limpieza en seco ( alcohol, bencina, gasolina, percloroetileno…)
  • Café, té, leche, cacao, chocolate, helado, huevo, sangre, salsas, vómitos en una alfombra de lana
    • Agua con detergente y vinagre en una alfombra de lana.
    • Disolvente para la limpieza en seco en una alfombra de lana.
  • Chicle, rojo de labios, lápiz de color, pinturas, tinta lavable, orina, excrementos en una alfombra de lana.
    • Disolvente para limpieza en seco.
    • Agua con detergente y vinagre.
    • Disolvente
  • Dulces, frutas, zumos, refrescos, cerveza, vinos, licores en una alfombra de lana.
    • Agua con detergente y vinagre.

Limpieza para alfombras acrílicas:

  • Café y leche en una alfombra acrílica
    • absorber el líquido con papel secante.
    • Limpiar con agua, detergente y vinagre.
    • Limpiar con espuma seca.
    • Cepillar en dirección al pelo.
  • Aceite  en una alfombra acrílica
    • absorber el líquido con papel secante.
    • Limpiar con espuma seca.
    • Limpiar con jabón líquido.
    • Aclarar con un trapo húmedo.
  • Lápiz de labios, crema de zapatos  en una alfombra acrílica
    • Limpiar con papel sin extender mancha
    • Limpiar con jabón líquido, presionar con trapo.
    • Aclarar con agua.
  • Esmalte de uñas en una alfombra acrílica
    • Limpiar con trapo empapado en acetona
    • Limpiar con espuma seca.
    • Cepillar.
  • Vino en alfombras acrílicas
    • absorber líquido con papel secante.
    • Limpiar con agua, detergente y vinagre
  • chocolate y maquillaje en alfombras acrílicas
    • absorber líquido con papel secante.
    • Limpiar con jabón líquido presionado con un trapo
  • Pintura y rotulador alfombras acrílicas
    • Frotar con acetona y aguarrás
    • Aclarar con agua, detergente y vinagre

Limpieza para alfombras de polipropileno

  • Café, aceite y vino
    • absorber líquido con papel secante.
    • Limpiar con agua templada y detergente
  • Leche
    • absorber líquido con papel secante.
    • Limpiar con agua, detergente y vinagre.
  • Lápiz de labios, crema de zapatos
    • Limpiar con agua y champú sin extender.
    • Aclarar con agua templada y detergente.
  • Esmalte de uñas
    • absorber líquido con papel secante.
    • Limpiar con un trapo empapado en acetona.
  • Chocolate
    • absorber con papel secante sin extender.
    • Limpiar con jabón líquido, presionando con un trapo.
    • Aclarar con agua y detergente.
  • Maquillaje
    • absorber líquido con papel secante.
    • Limpiar con jabón líquido
    • Aclarar con un trapo mojado en agua.
  • Pintura y rotulador
    • Frotar con acetona y aguarrás.
    • Aclarar con agua y detergente.

Leer más

Limpieza para suelos laminados

Una de las numerosas ventajas de los suelos laminados es que son fáciles de mantener limpios y atractivos. Para hacerlo aun más fácil ofrecemos algunos productos especialmente desarrollados para la limpieza de suelos laminados. Siguiendo unas sencillas recomendaciones, disfrutará de su suelo laminado durante muchos años.

Limpieza diaria

Aspire o barra el suelo utilizando una mopa para eliminar la suciedad y el polvo.
Ocasionalmente puede pasar una fregona humedecida en agua y muy escurrida.

Eliminación de manchas

  • Pulverice un limpiador especializado directamente sobre las manchas/sustancias derramadas.
  • Deje que el limpiador actúe durante unos minutos.
  • Pase una fregona húmeda (utilizando solo agua).
  • No utilice cera ni abrillantadores en los suelos laminados. Tampoco se debe limpiar con un estropajo de níquel u otros altamente abrasivos, ya que pueden afectar la apariencia final de la superficie..

Los distintos acabados de los suelos laminados pueden requerir una limpieza diferente. A continuación ofrecemos unas breves recomendaciones para limpiar suelos con diferentes acabados. Si su suelo laminado tiene algunas de las siguientes texturas, siga los pasos que sugerimos para obtener resultados óptimos

Acabado mate

En general, la suciedad se fija más en este tipo de suelos. En consecuencia, recomendamos que utilice un limpiador especializado en todo el suelo para eliminar la suciedad superficial con más facilidad.
EI suelo puede mostrar un aspecto graso si ha abusado de los detergentes o ha utilizado uno equivocado. Para eliminar esta película pulverice el limpiador sobre todo el pavimento y espere unos minutos para permitir que el detergente disuelva la suciedad/grasa. Pase una mopa seca después de limpiar con una fregona humedecida. Repita esta operación hasta que la suciedad o película de grasa haya sido eliminada.

Acabado brillante

Las marcas de agua que se han secado son más visibles en los suelos brillantes. Por lo que se obtendrán mejores resultados pasando una mopa seca después de limpiar con una fregona humedecida.

Acabado bordes biselados

Debido a su diseño y para evitar la acumulación de agua en el bisel se recomienda una limpieza con una fregona humedecida y muy escurrida.

Fácil mantenimiento

La superficie resistente y duradera del pavimento laminado evita la adherencia de la suciedad. Para obtener óptimos resultados siga las sencillas recomendaciones
de limpieza que proporcionamos. Nunca habrá sido tan fácil mantener limpio y atractivo un suelo. Además, la firme construcción de las uniones click evita que el polvo se introduzca dentro de las mismas y que se abran estas uniones.

Resistencia a las manchas

Las manchas que se producen al derramarse bebidas tales como el vino, el chocolate o los zumos no son un problema para los suelos laminados porque pueden eliminarse con facilidad utilizando una mopa humedecida en agua con un detergente suave y que esté bien escurrida. Las manchas difíciles como el esmalte de uñas, la crema para zapatos o el lápiz labial se eliminan mejor utilizando acetona o alcohol.

Eliminación de manchas más frecuentes

Mancha/Problema: Chocolate, Grasa, Zumo, Licores, Vinos.
Solución: Agua templada y detergente suave.

Mancha/Problema: Alquitrán, manchas de lápices, barra de labios, betún, tinta, carbón, esmalte de uñas o marcas de cigarrillos.
Solución: Alcohol, acetona o disolvente de uso doméstico.

Mancha/Problema: Cera de vela y chicle.
Solución: Espere hasta que se haya endurecido y quítelo raspando cuidadosamente.

Mancha/Problema: Suelo sucio/superficie engrasada.
Solución: Pulverice con un limpiador especializado todo el suelo y espere unos minutos para que el detergente disuelva la suciedad/grasa. Pase una fregona humedecida y luego una mopa seca. Repita estos pasos hasta que haya eliminado totalmente la suciedad o la película de grasa.

Leer más

¿Qué es un suelo laminado?

La base de un suelo laminado de calidad deberá ser un panel HDF (Panel de fibras de alta densidad) impermeable y encolado. Éste panel se cubre con una capa decorativa y una capa de uso superficial transparente que lo protege contra el desgaste. Debajo, llevará una capa que corta el paso a la humedad proveniente de abajo y evita que el panel se deforme.

La capa decorativa es una “foto” de la madera o de las losetas que se han impreso sobre papel. Este papel se sumerge en una resina de melamina y, a su vez, se cubre con una capa protectora transparente de alta resistencia. Estas capas de melamina se prensan a alta presión y temperatura sobre el panel HDF. De la misma forma, sobre la capa superior se prensa una estructura de madera o loseta.

Por poner un ejemplo, los acabados de roble poseen una textura de madera que coincide exactamente con el patrón de la madera natural a la que imita. La sofisticada técnica de impresión consigue que resulte prácticamente imposible ver la diferencia entre la foto y la madera auténtica, por lo que puede tener un “suelo de madera” en su hogar sin necesidad de talar preciados bosques. Además, no debe preocuparse por las desventajas de un suelo de madera.

El mundo de los suelos laminados es tan extenso que se puede decir que existe un suelo laminado para cualquier presupuesto, además la instalación es rápida y con poco perjuicio para el cliente.

Los ácaros y otros alérgenos no pueden sobrevivir en un suelo laminado limpio, lo que le ayudará a proteger su hogar de alérgenos. Esto es extremadamente importante para las personas con asma o alérgicas al polvo.

Por otra parte, las molestas descargas electrostáticas ya son cosa del pasado, por lo que podrá instalar su suelo laminado en oficinas, tiendas, etc.

Leer más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies